Home

Diario YA


 

El Papa celebra una multitudinaria misa en Amán

Viaje histórico del Papa Francisco a Jordania y Tierra Santa

Paula Gordon Gimeno. El papa Francisco ha aterrizado en tierras jordanas en la primera escala de su viaje de tres días que incluye también al Estado Palestino, Israel y Tierra Santa. En el aeropuerto internacional Queen Alia de Amán, a pie de pista, le esperaban el príncipe Ghazi bin Muhammed, el Patriarca de Jerusalén, S.B. Fouad Twal, y el custodio de Tierra Santa P. Pierbattista Pizzaballa.

Posteriormente ha sido recibido calurosamente por la Familia Real jordana al completo: el rey Abdalá, la reina Rania y sus cuatro hijos, el príncipe Hussein, de 19 años, la princesa Imán, de 17, la princesa Salma, de 13 y el príncipe Hashem, de 9 años.

En su primera jornada ha presidido una misa multitudinaria en el estadio de futbol de Amán, donde se han reunido numerosos cristianos refugiados de Siria, Irak y Palestina y 1400 niños han recibido su Primera Comunión.

Hay varios temas sobre los que el Papa quiere hacer hincapié en este viaje. Uno de ellos es el del diálogo y convivencia entre las tres grandes religiones monoteístas del mundo. Para ello ha invitado, en un gesto sin precedentes, a dos antiguos amigos argentinos a que le acompañen en su viaje: al rabino Abraham Skorka y al director del Instituto para el Diálogo Religioso de Buenos Aires, Omar Abbud.

Un tema que ha suscitado controversia entre los israelitas es el hecho de que el Vaticano haya calificado la visita de 6 horas a la ciudad de Belén como una visita al “Estado de Palestina”. Como ya se sabe, Israel no reconoce la existencia de un Estado palestino independiente. 

En 2012, el Vaticano fue uno de los países que votaron a favor del reconocimiento de facto de Palestina como Estado (España fue otro).

Por otra parte, el Vaticano aboga por la consideración internacional de la ciudad de Jerusalén como ciudad sagrada del Cristianismo, del Islamismo y del judaísmo. Cuestión con la que no están de acuerdo tanto judíos como palestinos, ya que ambos la reclaman como capital de sus respectivos Estados.

El papa también tiene prevista una visita a la tumba de Theodor Herzl, padre del sionismo moderno y uno de los principales impulsores de la creación del Estado de Israel.

Etiquetas:Papa Francisco