Home

Diario YA


 

“no existen dudas en razón a la doctrina del TS sobre la materia”

Un juzgado ordena retirar la bandera LGTBI de la fachada del Ayuntamiento de Cádiz

·        El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Cádiz admite así las medidas cautelarísimas solicitadas por Abogados Cristianos.
·        La juez asegura en su auto que “no existen dudas en razón a la doctrina del TS sobre la materia”.
·        La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos: “lo dice la ley, lo ha dicho el Supremo, ahora otro juzgado ¿cuántas sentencias hacen falta para que algunos cumplan la ley?”
·        Castellanos pide que “Kichi” sea inhabilitado: “los responsables de las administraciones públicas que incumplen a sabiendas la ley tienen que ser inhabilitados y el alcalde de Cádiz es, además, reincidente”.

 

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº1 de Cádiz admite las medidas cautelarísimas solicitadas por la Asociación Española de Abogados Cristianos y obliga al Ayuntamiento de Cádiz a retirar la bandera LGTBi colgada en uno de los mástiles de la fachada principal de su edificio.

El juez en su auto asegura que “no existen dudas en razón a la doctrina del TS sobre la materia”.

Abogados Cristianos ha presentado además una querella por prevaricación contra el alcalde de Cádiz, José María González “Kichi” por colgar en el Ayuntamiento la bandera arco iris en contra de lo que dicta el Tribunal Supremo.

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos:  “lo dice la ley, lo ha dicho el Supremo, ahora otro juzgado ¿cuántas sentencias hacen falta para que algunos cumplan la ley? Asegura que “en este caso no hay dudas. Poner una bandera no oficial en un edificio público va en contra de la ley y así lo había dictado ya el Supremo”.

Castellanos pide que “los responsables de las administraciones públicas que incumplen a sabiendas la ley sean inhabilitados”. Y destaca además que “en este caso, es algo recurrente”. La presidenta de Abogados Cristianos recuerda que “el alcalde de Cádiz ya infringió la ley en el pasado y fue obligado por un juez a retirar una bandera republicana que colgó en la fachada del Ayuntamiento de la ciudad”.

Castellanos insiste en que “los mandatarios públicos están al servicio de todos los ciudadanos y no se puede permitir que utilicen los organismos públicos como sus chiringuitos particulares para hacer apología de una ideología”.